+34 932 540 160 info@ermevents.es

Como en muchos deportes del motor, los aficionados y profesionales tendemos a otorgar toda la relevancia de los éxitos deportivos a los pilotos, que al fin y al cabo son los que acaparan todo el protagonismo tanto si ganan como si pierden sus respectivas carreras. Pocas veces se hace énfasis en el trabajo sucio, el que no se ve pero del que dependen todos los pilotos y equipos para que los trofeos lleguen a las vitrinas. Esta es la labor de los ingenieros.

IV MotoStudent Poster FIM lowIncansables y tenaces como nadie, estas personas invierten mucho más tiempo que los pilotos rodando en pista. Muchas veces hasta necesitan emplear días enteros para lograr solucionar algún problema que aparece en la moto o para localizar un área con la que el rendimiento de la máquina puede verse optimizado. Ellos no entienden de sueño ni de descanso, porque hasta que no consiguen su objetivo no paran.

Desde hace unos años hay una competición diseñada de manera exclusiva para que estos profesionales tengan el reconocimiento que se merecen. Y qué mejor forma de hacerlo que trabajando desde la base, con la cantera, los que dentro de unos años también serán campeones del mundo.

Diferentes universidades del mundo se dan cita en una iniciativa puesta en marcha por el TechnoPark del Circuito Motorland Aragón y Moto Engineering Foundation. El objetivo, crear un prototipo de una moto de carreras cuyas virtudes y defectos se testarán en uno de los mejores circuitos del mundo, el de Alcáñiz.

Un certamen en donde no solo cuenta quién fabrica la moto más potente, sino el que consigue tener el conjunto más equilibrado en materia de prestaciones, seguridad y funcionalidad. A través de diferentes pruebas, las universidades inscritas van recibiendo sus correspondientes valoraciones hasta que llegamos a la gran traca final con la carrera en el Circuito de Motorland Aragón.

Motostudent

Se trata de un gesto que motiva y hace creer a sus participantes en que ellos también pueden ser campeones del mundo. Tan sólo necesitan tres cosas: creérselo, trabajar en la consecución de sus metas profesionales y cómo no, participar en MotoStudent.

Esta competición y sus valores se ofrecerán durante el próximo Salón MotoMadrid 2016. Una oportunidad fantástica para observar el otro lado de la competición y que probablemente es el más puro de todos.