+34 932 540 160 info@ermevents.es

El 20 de agosto de 1972 las instalaciones de HISPAKART en la calle Padilla comienzan a arder debido al incendio de una carpintería cercana. Todo queda destruido. El ánimo de Ramón López aunque resentido como su producción, no decae y usa este acontecimiento para replantearse el futuro de HISPAKART.
Se traslada a la calle Palermo (o Andorra) y aunque sus pretensiones eran montar un gran concesionario, tuvo que conformarse con empezar como “Servicio Oficial” de Renault negándole incluso el acceder a preparar coches de la marca.
Continúo con su labor en el mundo karts llegando a fabricar sus propios motores y más de 1500 chasis nuevos hasta principios de los años 90 cuando también se agotaron sus contratos con la DGT. Sus viejas Sanglas fueron sustituidas por las modernas Guzzi carenadas por la propia fábrica.
En la actualidad, dejando muy atrás la edad de jubiliación, Ramón López vive su pasión por el automovilismo deportivo a través de las carreras de clásicos deportivos.

MCS Jarama 13