+34 932 540 160 info@ermevents.es

Las marcas FIAT y Abarth tuvieron una relación intensa desde los años ’50 a los ’70 pero, a partir de 1971, la firma de Carlo Abarth pasó a formar parte integrante del gigante de Turín, convirtiéndose en su preparador oficial. Su primer producto fue el 124 Spider evolucionado para el Mundial de Rallyes.

En los años ’60, FIAT concibió con la ayuda de Pininfarina un Fiat-Abarth 124descapotable “Sport Spider” derivado de la berlina 124. Con la batalla acortada, el diseñador Tom Tjaarda, plasmó unas líneas clásicas que superaron las modas y las décadas. Veinte años estuvo en producción entre 1966 y 1985 con casi 200.000 unidades vendidas, principalmente en EE.UU. y Europa (los últimos años de manos de la propia Pininfarina).

El primer encargo de Abarth como parte integrante de FIAT en 1972 fue convertir el 124 Spider en el 124 Rally. El ingeniero Colucci tomó el Spider más potente (con el motor “biálbero” de 1800 cc y 118 CV) y le ganó 10 CV de potencia con retoques de carburación y escape, lo aligeró con capós y “hard-top” de fibra y -sobre todo- sustituyó la suspensión trasera de eje rígido por una de ruedas independientes, bien guiada.

El resultado fue espectacular -también a la vista, con sus capós y aletines negros- y sirvió de base de homologación para el 124 Rally Grupo 4. La versión de competición incorporó una culata de 16 válvulas -desde 1974- que permitió alcanzar 200 CV (con carburadores) y más de 210 (con inyección), además de mejoras de transmisión, frenos y suspensión. La estética también  evolucionó con el capó delantero con tomas de aire y faros supletorios incorporados, anchos aletines y el techo remachado a la carrocería.

Fábrica Fiat-Abarth

 

En manos del equipo oficial FIAT-Abarth (y también de equipos privados y semioficiales por toda Europa) el 124 Rally consiguió victorias absolutas en el Europeo y en el Mundial desde 1972 a 1976 (Acrópolis, Polonia, Portugal…) en manos de pilotos notorios como Markku Alen o Lele Pinto. Y no ganó más porque su mayor rival estaba en su propia casa: el Lancia Stratos. Fue sustituido por el más comercial Fiat 131 Abarth en 1977.