+34 932 540 160 info@ermevents.es

Más de 120 pruebas deportivas de carácter nacional, cerca del doble de ámbito autonómico, 27 copas o trofeos promocionales y casi 21.000 federados son los números de una actividad que mueve anualmente más de 230 millones de euros, según estudio de ERMEvents, primera empresa organizadora de salones relacionados con el mundo del motor.

El despegue de especialidades de nuevo cuño como el Drifting o las carreras de resistencia reservadas a históricos, el crecimiento de fórmulas de promoción para todos los bolsillos y el éxito de los campeonatos de karting son algunos de los protagonistas de la buena salud del sector. 

Los más de 20 especialistas que impulsan ERMEvents avanzan una facturación del sector cercana a 300 millones de euros en menos de tres años. La dimensión económica de la competición sobre cuatro ruedas se mostrará en la I Edición de AutoRacing, el Salón del Automóvil de Competición, impulsado por la Real Federación Española de Automovilismo que se celebrará del 15 al 17 de junio en el Madrid Arena de la Casa de Campo.

El tejido de técnicos, equipos de carreras y proveedores de material de competición también crece a un buen ritmo, por primera vez superior al alcanzando antes de la crisis, en 2006 y 2007, los años del primer “boom”. También hay un incremento claro de la repercusión económica vinculada con la competición en estancias hoteleras, estaciones de servicio o restaurantes.

El automovilismo deportivo en España está despertando de un largo sueño gracias al impulso de: los coches de todas las categorías, turismos, Gran Turismo, Todo Terreno o prototipos de Drifting, y de los karts, una especialidad que vive en plena ebullición por la influencia de Fernando Alonso.

El volumen de negocio de la competición sobre cuatro ruedas crece ya a un ritmo superior al 8 por ciento anual reforzado por el establecimiento de equipos de alcance mundial dentro de nuestras fronteras o la apertura de centros de estudios volcados en las diferentes facetas del deporte.

Gran Bretaña, un ejemplo a seguir

El futuro del sector es positivo y los responsables de ERMEvents ven factible seguir el modelo de Gran Bretaña, país de referencia en este capítulo. Los especialistas británicos ya facturan más de 10.250 millones anuales en concepto de competición del motor, empleando a 50.000 personas en 4.000 empresas de alto nivel tecnológico.

Se trata de resultados acumulados del mundo del motor y, también, de sectores paralelos en los que se rentabilizan los conocimientos procedentes de las carreras: aeronáutica, proyectos espaciales, trenes de alta velocidad, fabricación de vehículos e, incluso, hospitales.

Las cifras claves del sector

Los especialistas de ERMEvents, coorganizadores junto a Motorpress Iberica del Salón AutoRacing, han examinado los diferentes focos de negocio de la competición sobre cuatro ruedas en España para llegar a ese primer balance de 230 millones de euros. Su evaluación ha comprendido talleres especializados, escuelas de pilotaje, proveedores de neumáticos, frenos. Carburantes, vehículos especiales para transporte…

Actualmente hay más de 3.200 coches de la competición moviéndose por la geografía española y cerca de 500 cambian de propietario al finalizar la temporada, lo que supone un desembolso de más de 7,5 millones de euros. Esos mismos coches utilizan, de promedio, dos juegos anuales de neumáticos de carreras, lo que sube la factura en este capítulo a unos 4 millones de euros.

Más de 500 talleres especialistas en preparación, poco más del uno por ciento del total de los casi 40.000 repartidos por toda la geografía, facturan anualmente 50 millones de euros por sus trabajos de puesta a punto en coches de carreras. Carburantes facturan, por su parte, otros 7 millones de euros, mientras que los aceites suben de 3.000.000 de euros. Toda la dimensión económica de la competición sobre cuatro ruedas se mostrará en la primera edición de AutoRacing, salón impulsado por la Real Federación Española de Automovilismo.