+34 932 540 160 info@ermevents.es

El primero con nombre propio, y de mujer. Presentado al público en 1954 en la versión cupé Sprint, con una línea juvenil y dinámica diseñada por Bertone, es un coche de éxito seguro. Sus cualidades: dimensiones reducidas, práctico y ágil, con prestaciones elevadas. Ambas versiones berlina y spider tienen un éxito inmediato entre el público por sus cualidades mecánicas y por la sobria elegancia de la línea. En 1959 ven la luz el  de Bertone y el SZ de Zagato, decididamente de carreras.

Diseñado por Bertone y presentado en el Salón de Turín de 1954, el Giulietta Sprint marca el nacimiento de un mito. El primer vehículo con nombre propio, de mujer claro está, es un concentrado de tecnología en todas las versiones: Berlina, T.I., Spider, Sprint Veloce y Spider Veloce, y por último Sprint Speciale de Bertone y Sprint Zagato, con vocación de coche de carreras.

Nace una tendencia que se desarrollará en el futuro: la colaboración entre centros de investigación de la marca y centros de estilo externos. En 1959 salen dos versiones del Giulietta, motivo de orgullo del Biscione: el SZ con la característica forma “de jabón”, obra de Zagato, y el Giulietta Sprint Speciale con una aerodinámica carrocería de Bertone.

En febrero 1961 la producción del Giulietta número 100.001 se festeja con la clásica botella de champán. Madrina de la ceremonia en Portello su homónima igual de célebre: la actriz Giulietta Masina.